La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por su acronimo ITV, es un control técnico al que cada cierto tiempo deben someterse los vehículos en España. En el directorio de centros ITV puedes localizar el número teléfono y dirección de tu ITV más cercana.
Para realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es necesaria una documentación básica que acredite la propiedad del vehículo, y la matriculación del mismo, siendo la fecha en que se realizó ésta la que se toma en cuenta para la consideración de los plazos obligatorios que establece el decreto. La Ficha Técnica, también llamada Tarjeta ITV (si ha pasado anteriormente la ITV) El Permiso de Circulación del vehículo Acreditación del seguro obligatorio del vehículo (último recibo al corriente de pago) En algunas provincias, el DNI del conductor del vehículo.
¿QUE SON LAS REFORMAS?
Sólo existe un defecto grave: cuando el vehículo lleve instalado algún elemento que modifique las características de origen y no aparezca reflejado en la ficha de inspección técnica. Si tienes dudas es recomendable preguntar al jefe de línea de la estación de ITV antes de pagar la tasa de inspección. Si se realiza una reforma, hay que acudir a una estación de ITV y presentar toda la documentación que tengamos relacionada con dicha reforma: informe de conformidad de la casa, certificados de montaje, homologaciones y si es necesario, un proyecto hecho por un ingeniero colegiado. Todo depende de la reforma. El inspector de la itv verificará la ubicación, la instalación, si lleva identificaciones, homologaciones… Toda prueba necesaria que corresponda a cada reforma. Si está todo correcto, el ingeniero de la estación de ITV adjuntará a la ficha técnica la reforma realizada. Esta operación tiene un coste de 30€ aproximadamente, que sólo se abona una vez. Hay modificaciones que ahora mismo mientras no hayan cambios en las normativas no son necesarias que figuren en la ficha técnica, como por ejemplo: El último tramo de los tubos de escape siempre que no superen el límite máximo de ruido y estén homologados. Las lunas tintadas, si llevan el cuño en cada una de ellas y tenemos los papeles de la homologación. En ocasiones hay vehículos que llevan extras de origen pero no están reflejados en la ficha técnica, suele ocurrir cuando se instalan enganches de remolque o kits deportivos, en estos casos hay que acudir a una estación de ITV e informarse, porque lo más seguro es que SI deban de estar reflejados como reforma en la ficha técnica.
La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por su acronimo ITV, es un control técnico al que cada cierto tiempo deben someterse los vehículos en España. En el directorio de centros ITV puedes localizar el número teléfono y dirección de tu ITV más cercana.
Para realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es necesaria una documentación básica que acredite la propiedad del vehículo, y la matriculación del mismo, siendo la fecha en que se realizó ésta la que se toma en cuenta para la consideración de los plazos obligatorios que establece el decreto. La Ficha Técnica, también llamada Tarjeta ITV (si ha pasado anteriormente la ITV) El Permiso de Circulación del vehículo Acreditación del seguro obligatorio del vehículo (último recibo al corriente de pago) En algunas provincias, el DNI del conductor del vehículo.
¿QUE SON LAS REFORMAS?
Sólo existe un defecto grave: cuando el vehículo lleve instalado algún elemento que modifique las características de origen y no aparezca reflejado en la ficha de inspección técnica. Si tienes dudas es recomendable preguntar al jefe de línea de la estación de ITV antes de pagar la tasa de inspección. Si se realiza una reforma, hay que acudir a una estación de ITV y presentar toda la documentación que tengamos relacionada con dicha reforma: informe de conformidad de la casa, certificados de montaje, homologaciones y si es necesario, un proyecto hecho por un ingeniero colegiado. Todo depende de la reforma. El inspector de la itv verificará la ubicación, la instalación, si lleva identificaciones, homologaciones… Toda prueba necesaria que corresponda a cada reforma. Si está todo correcto, el ingeniero de la estación de ITV adjuntará a la ficha técnica la reforma realizada. Esta operación tiene un coste de 30€ aproximadamente, que sólo se abona una vez. Hay modificaciones que ahora mismo mientras no hayan cambios en las normativas no son necesarias que figuren en la ficha técnica, como por ejemplo: El último tramo de los tubos de escape siempre que no superen el límite máximo de ruido y estén homologados. Las lunas tintadas, si llevan el cuño en cada una de ellas y tenemos los papeles de la homologación. En ocasiones hay vehículos que llevan extras de origen pero no están reflejados en la ficha técnica, suele ocurrir cuando se instalan enganches de remolque o kits deportivos, en estos casos hay que acudir a una estación de ITV e informarse, porque lo más seguro es que SI deban de estar reflejados como reforma en la ficha técnica.